Ya sabéis que nos encanta hablar de comida, así que siguiendo la línea glotona de nuestros últimos post sobre comida y productos que se pueden comprar online (No me lo da pa ir a Castor o Coste de vida en Dakar: mercado local), no podíamos evitar pararnos a escribir sobre una de nuestras grandes pasiones: el queso. Y es que si algo añoramos de nuestra querida Asturias es el queso. Para el lector que no haya pisado nunca La Tierrina: tienes que saber que sólo en la provincia hay más de 40 variedades de quesos artesanales y que todos están buenísimos 🙂

Nunca se me olvidará cuando llegué a Senegal por primera vez y, después de varios días desayunando pan con ChocoPAIN –que para mi siempre estuvo más ligado al inglés que al francés–, alguien en la familia me preguntó si me apetecía desayunar pan con queso. Se me iluminó la cara preguntando emocionado si en Senegal había queso. “Síiii, claro que hay queso” me dijeron. Iluso de mí… mi alegría se acabó en cuanto les vi aparecer con un quesito de “La vache qui rit”.

Esto fue en 2008 y desde entonces, en Senegal, cada vez hay más opciones para comprar queso, especialmente los quesos importados que venden en los grandes supermercados (Casino, Día, Auchan…). Es cierto que si tienes xhaliss tienes queso, pero con una economía media y con los precios de venta, acabas limitando tu media baguette de curado a una exquisita degustación sobre biscotes.

Pero esto ya es historia.

Hace unos meses nos contactó la Asociación Coopera Senegal para que les hiciéramos la web de la granja que gestionan. Y la sorpresa fue cuando catamos sus quesos de cabra majorera… ¡qué delicia! Así que quisimos contarle al mundo que otro menú es posible, un menú con queso rico y bolsillo lleno. Con este nuevo elemento en nuestras neveras empezamos a maquinar desayunos de domingo (de esos que duran 3 horas y enlazan con la comida) elaborados y decorados con productos locales.

Aquí os dejamos varias ideas:

COUP DE CŒUR

Queso semi-curado de cabra de La Ferme
Tomate fresco, aguacate. Nougat, sal y anacardos del mercado local.
Y si queréis, un poco de ajo para frotar el pan.Nougat: dulce a base de azúcar, cacahuete machacado y gengibre.

BONJOUR, MON AMOUR

Queso curado de cabra de La Ferme
Huevos de La Ferme (o de la tienda de al lado de casa)
Uvas (del mercado)
Romero (también del mercado o de tu plantación en casa) y sal.

DAFA NÉEEKH

Queso curado de cabra de La Ferme
Aguacate, anacardos, pimienta negra y sal del mercado local.
Confitura de mango o bissap (de La Ferme o de alguna otra asociación local)
Y si tienes pipas de calabaza, usa unas pocas.

SUCRÉ, DÉCALÉ

Queso semi-curado de cabra de La Ferme
Confitura de mango (de La Ferme o de alguna asociación local)
Uvas, anis estrellado y canela (del mercado)

• Para las fotografías se ha usado pan de la panadería MELO en Mamelles.

Estamos como locos porque reparten en Dakar y están trabajando para elaborar quesos de vaca y vender leche fresca. Podéis ver más información sobre la granja y la Asociación en este enlace.

Esperamos que disfrutes como lo hemos hecho nosotros con estos quesos. Si quieres comprar en línea, aquí tienes la web: https://lafermesenegal.com/

Escribe tu comentario:

mm
Escrito por Javier Acebal
Viviendo en Senegal desde 2008. Fotógrafo y diseñador gráfico, pero sobre todo un apasionado por conocer nuevas culturas.